Connect with us

General

Los siete desastres naturales más costosos de 2023

La organización Christian Aid analizó los fenómenos directamente vinculados con el cambio climático y creó una lista de los que generaron más daños materiales.

Publicado

en

En septiembre de 2023, Antonio Guterres, el secretario general de la ONU, anunció que había comenzado el “colapso climático”. Lo aseveró un mes después de que se registraran las temperaturas más altas en el hemisferio norte, lo que llevó a los científicos a pronosticar que 2023 sería el primer año en el que la temperatura global podría superar el 1.5° sobre el límite histórico.

El año también pasó a la historia por la cantidad e intensidad de desastres naturales que pueden vincularse de manera científica con el cambio climático. En un informe de la ONG Christian Aid, se enlistan 20 de estos fenómenos, los más costosos de 2023, entre los que se encuentran sequías, inundaciones, tifones.

Todos estos acontecimientos son causados por el cambio climático porque ocurrieron en una atmósfera 1.3° más caliente y 7% más húmeda que el promedio histórico”, señala el informe. Por esto es que se excluyen de la lista los terremotos como el de Turquía y Siria, por ejemplo.

Los 20 desastres ocurrieron en 14 países y, según el análisis, algunos son más propensos que otros a ver estos fenómenos por su tamaño, su condición geográfica y otros factores.

Para desarrollar el informe, Christian Aid analizó el “impacto económico per cápita”, que se obtiene al dividir los daños causados por el desastre natural entre el total de la población del área afectada, lo que da como resultado la carga económica por persona.

En este artículo, se presentan los siete desastres más costosos de la lista.

El incendio en Hawái

La histórica Iglesia de Waiola en Lahaina, Hawai, fue arrasada por el fuego (Foto: AP/Matthew Thayer)
La histórica Iglesia de Waiola en Lahaina, Hawai, fue arrasada por el fuego (Foto: AP/Matthew Thayer)

El incendio comenzó el 8 de agosto y persistió hasta el 11. Es una situación que está volviéndose más frecuente en el archipiélago debido a los largos períodos de sequía.

La isla de Malaui fue la más afectada y, en total, murieron 181 personas. Además, 7.695 habitantes fueron afectados. Según el cálculo de Christian Aid, cada hawaiano perdió US$4.161. Esta cifra es la división del costo total entre los 1.44 millones de habitantes de Hawái.

Se estima que el costo total del incendio es de aproximadamente US$6 mil millones. A esto se suman los efectos económicos a largo plazo, debido a los gastos de reconstrucción de locales y el incremento del desempleo.

El supertifón Mawar, en Guam

Guam es una de las Islas Marianas, ubicada en Oceanía, a 2.000 kilómetros al este de Filipinas, pero es territorio de Estados Unidos. Desde la tarde del 23 de mayo hasta la madrugada del 24, una tormenta tropical categoría 4 o supertifón la azotó con vientos que alcanzaron los 241 kilómetros por hora o más. Fue la tormenta tropical más fuerte registrada en décadas.

El supertifón Mawar golpeó a Guam en mayo. (Foto: Tobías Alejandro/ REUTERS)
El supertifón Mawar golpeó a Guam en mayo. (Foto: Tobías Alejandro/ REUTERS)Por: Tobias Alejandro via REUTERS

Solo dos personas murieron, pero hubo muchos daños materiales y más de 100.000 personas fueron afectadas.

El costo estimado es de US$250 millones o US$1.455 per cápita. A pesar de que la isla podía soportar el impacto financiero, ya que el ingreso per cápita es de US$36.000, la mayoría de los habitantes no tenía los servicios básicos luego de una semana de haber pasado la tormenta, lo que afectó la calidad de vida.

Dos ciclones consecutivos en Vanuatu

A principios de marzo, Vanuatu fue golpeado por dos ciclones, Judy y Kevin, tormentas tropicales categoría 4. Además, el país insular fue sacudido por dos terremotos el 3 de marzo.

Vanuatu fue azotada por dos ciclones consecutivos. (Foto: REUTERS)
Vanuatu fue azotada por dos ciclones consecutivos. (Foto: REUTERS)

El 66% de la población (que tiene 300.000 habitantes) fue perjudicada por los ciclones consecutivos, según la Oficina de Nacional de Manejo de Desastres de Vanuatu. No hubo fallecidos, a pesar de los terremotos y la intensidad de los vientos, que oscilaron entre los 150 y 200 kilómetros por hora.

Según el informe de Christian Aid, uno de los efectos de los ciclones fue la reducción del PBI de 3.6% a 3%. El costo per cápita fue de entre US$1.000 y US$947, casi un tercio del PBI per cápita de los habitantes, que apenas supera los US$3.000.

La tormenta tropical Gabrielle, en Nueva Zelanda

En febrero, la tormenta Gabrielle causó inundaciones, deslizamientos y apagones en la Isla Norte. Es la peor tormenta que ha afectado al país en este siglo. Tocó tierra en el extremo septentrional de la isla Norte, con rachas de hasta 150 kilómetros por hora.

Antes de que Gabrielle impactara, se registraron inundaciones en gran parte de Nueva Zelanda, lo que generó los deslizamientos. La tormenta dejó un saldo de 11 personas fallecidas y el gobierno decretó el estado de emergencia.

Los deslizamientos de tierras dejaron viviendas en peligro de derrumbe (Foto: Reuters)
Los deslizamientos de tierras dejaron viviendas en peligro de derrumbe (Foto: Reuters)

El informe indica que 10.500 personas fueron afectadas por la tormenta, mientras que 1.8 millones sufrieron las consecuencias del estado de emergencia. Se estima que 46.000 casas quedaron sin electricidad.

El costo del desastre llegó al 1% del PBI de Nueva Zelanda, es decir, más de US$2 mil millones.

Inundaciones en Italia

La región de Emilia-Romaña, en el nordeste de Italia, quedó devastada tras las fuertes lluvias que desbordaron ríos y provocaron inundaciones. Si bien está “mínimamente relacionado con el cambio climático”, este desastre fue incluido porque es un fenómeno que se agudizará con los años.

Una vista de Lugo, en Ravena, nordeste de Italia, bajo las aguas (Foto: EFE)
Una vista de Lugo, en Ravena, nordeste de Italia, bajo las aguas (Foto: EFE)

Se desbordaron 23 ríos y hubo más de 1.000 deslizamientos en más de 100 municipios. Murieron 15 personas y 46.000 quedaron damnificadas, y muchos otros fueron evacuados.

Christian Aid calcula que los costos se aproximaron a los US$10 mil millones. En el caso de las personas directamente afectadas, los gastos superan los US$200.000.

La inundación en Libia

La tormenta Daniel provocó el caos en la ciudad de Derna, al este de Libia, en septiembre. Allí, las dos principales represas del río Wadi Derna se rompieron y originaron una crecida repentina del nivel de lodo que terminó destruyendo puentes y edificios hasta desembocar en el Mediterráneo. Alrededor de 11.000 personas murieron.

(Foto: AFP)
(Foto: AFP)Por: – | AFP

Los ríos se desbordaron en cinco provincias y alrededor de 880.000 personas sufrieron las consecuencias.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA por sus siglas en inglés) informó que aproximadamente 230.000 mujeres y chicas en edad reproductiva necesitaban asistencia humanitaria. En Derna, casi la mitad de la población (100.000 personas) necesitaba asistencia. Gran cantidad de personas tenía dificultades para acceder a los servicios básicos y a los cuidados médicos.

De acuerdo con el informe, no hay un costo estimado por las inundaciones, aunque la ONU pidió un apoyo de US$71.4 millones, algo que Christian Aid considera un monto muy por debajo de la cantidad necesaria.

Inundaciones en Perú

A mediados de abril, las intensas lluvias desencadenaron inundaciones en gran parte de la costa oeste de Perú, que ya había sufrido por las fuertes precipitaciones de los dos meses previos. Estos son los efectos de El Niño, y los científicos aseguran que se han intensificado desde 1960. Además, se espera que empeoren con el cambio climático.

(Foto: UNICEF/José Vilca)
(Foto: UNICEF/José Vilca)

Entre el 10 y el 12 de ese mes, varios ríos se desbordaron y hubo deslizamientos de tierra y lodo. Se registraron 25 muertes, y el informe señala que hubo entre 150.000 y más de medio millón de afectados.

Christian Aid estima que el costo fue de US$66 por persona, pero este monto solo se calcula por los días de inundaciones. En realidad, es mucho mayor si se toman en cuenta las consecuencias a largo plazo, como una epidemia de dengue ocasionada por las lluvias y una ola de calor que causó 287 a mediados de año.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending

Copyright © 2021 Urgente Hoy.