Connect with us

Espectáculos

Damián Betular se refirió a la polémica por los costosos precios de su pastelería

El jurado de Masterchef habló de lo difícil que es en la Argentina tener un emprendimiento gastronómico

Publicado

en

Damián Betular cumplió su sueño de inaugurar su propia pastelería, en el barrio de Devoto. La gente hizo fila para poder probar las exquisiteces del pastelero y jurado de Masterchef a tal punto que durante los primeros días tuvieron que cerrar antes porque habían vendido todo. Sin embargo, una de las cosas más comentadas fueron los precios de los productos.

 

Un macaron, un clásico francés, cuesta $390 y $2.200 la caja de seis. Los alfajores, que pueden ser por ejemplo de chocolate blanco con pistachos o chocolate con leche con avellanas, están $450, las tabletas de chocolate $900 y un pan de campo hecho con masa madre $600, por mencionar algunos precios.

En diálogo con Intrusos, quien fuera compañero de Germán Martitegui y Donato de Santis en el ciclo de Telefe conducido por Santiago del Moro, habló de lo difícil que puede resultar tener un emprendimientos gastronómico en la Argentina y confesó que tuvo que “ajustar” los precios para poder vender.

 

“Este año cumplo 40 y es el momento de empezar a disfrutar y a cosechar todos estos 20 años que he trabajado”, dijo feliz de al fin cumplir su sueño del local propio, que se vio postergado por la pandemia. La repercusión fue tal, que todos los días vendieron todo: “Hay un montón de gente con la que le estamos dando batalla para poder no tener tanto sold out. Estamos cerrando una hora antes porque es increíble la cantidad de gente que está viniendo”.

 

Sobre la inauguración, confesó: “Esperamos gente ese día pero yo no me imaginé nunca la cuadra y media o las dos cuadras de cola de manera constante. Fue difícil, abajo era un caos. El primer día no salieron las medialunas”.

 

Además, contó que está llegando todos los días a las seis de la mañana al local y que se va pasadas las 21.00 cuando cierran y se mostró feliz porque “es increíble la devolución del producto”. Y respecto a los precios, confesó: “Ajustamos mucho los números para poder hacer un producto que no sea caro”.

 

Sin embargo, hay muchas cosas que los exceden que son necesarias para que sus productos tengan el acabado final que caracteriza a la alta pastelería, como “el costo del packaging, la harina de almendras, el chocolate importado, todo…” y agregó: “Tratamos de hacer los precios lo más accesibles que pudimos con la elegancia del packaging. Logramos ajustarlo y si no podés comprar una caja de seis macarrones, por lo menos podés comprar una unidad y llevarte y probarlo y comerlo, tanto acá o como para llevar”.

 

Sobre cómo hace para lidiar con los vaivenes de la economía, contó que tienen un equipo de administración: “Los precios cambian en menos de una semana, tenemos lácteos, harina, frutos secos que ya son un producto caro, mas personal, luz, gas, pero se verá en unos meses cómo nos está yendo”.

 

Lo que más pide la gente, por supuesto son sus clásicos macarrones (dulces franceses a base de claras batidas a nieve y harina de almendras, rellenos con dulce de fruta) y los petit gateau (tortas pequeñas).

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending

Copyright © 2021 Urgente Hoy.