Connect with us

Internacionales

A 30 años de la muerte de Pablo Escobar, qué pasó con su fastuoso zoológico privado

El narcotraficante colombiano llevó a su “Hacienda Nápoles” animales exóticos de todo el mundo. La plaga que preocupa a los ambientalistas.

Publicado

en

Pablo Escobar fue asesinado a disparos por la Policía el 2 de diciembre de 1993 en Medellín, hace exactamente 30 años. Con su muerte, el narcotraficante colombiano dejó una millonaria herencia, compuesta por dinero en efectivo y bienes personales. Entre ellos, su querido zoológico privado, que aún funciona abierto al público y que afronta una sobrepoblación de un animal en particular.

Mientras montaba su imperio narco en Medellín y ganaba millones de dólares, Pablo Escobar decidió construir a comienzos de la década del 80 un zoológico privado en su Hacienda Nápoles, una finca de 3.000 hectáreas ubicada en Puerto Triunfo, en el departamento de Antioquia.

Según contó su hijo en un capítulo de su libro, Pablo Escobar, mi padre, lo primero que hizo comprar “la biblioteca de National Geographic para examinar el clima de la zona” y seleccionar “las especies de animales que se adaptarían allí”. En 1981, hizo un viaje a Estados Unidos para comprarle animales exóticos al precario zoológico International Wildlife Park en Dallas y, para eso, desembolsó dos millones de dólares en efectivo.

La Hacienda Napoles, donde Pablo Escobar armó su zoológico privado. (Foto Raul ARBOLEDA / AFP/12 de septiembre 2020)
La Hacienda Napoles, donde Pablo Escobar armó su zoológico privado. (Foto Raul ARBOLEDA / AFP/12 de septiembre 2020)Por: AFP

Poco a poco, empezó a traer a los animales de manera ilegal en aviones Hércules. Hipopótamos, todo tipo de aves exóticas, rinocerontes, delfines rosados que mandó a comprar al Amazonas, avestruces, cebras, elefantes, canguros, búfalos y muchas otras especies empezaron a poblar el vasto territorio perteneciente al capo narco.

Cuando ya había alrededor de 1.200 ejemplares, abrió el zoológico al público sin cobrar ni un solo centavo por las entradas. “Mientras yo viva, jamás voy a cobrar, porque me gusta que la gente pobre pueda venir a ver este espectáculo”, aseguraba.

El zoológico, tras la muerte de Pablo Escobar: una plaga que preocupa

Tras la muerte de Pablo Escobar Gaviria, que fue asesinado durante un tiroteo el 2 de diciembre de 1993, apenas un día después de haber cumplido 44 años, mientras intentaba escapar de la Policía, la propiedad fue incautada y varios de los animales fueron trasladados a diferentes zoológicos de Colombia. Sin embargo, algunos de ellos permanecieron allí debido a los altos costos de logística.

Pablo Escobar montado en un elefante en su zoológico privado.
Pablo Escobar montado en un elefante en su zoológico privado.

Finalmente, La Hacienda Nápoles se reconvirtió en un parque temático, con diversas atracciones y la presencia de varios animales. En 2012, el Parque Temático Hacienda Nápoles fue elegido por la revista Times como uno de los 10 parques más exóticos del mundo.

En febrero de 2023, el zoológico fue noticia porque un tigre logró escapar. Finalmente, fue sacrificado “antes de que pudiera constituirse en un peligro dentro y fuera” de esas instalaciones.

Los hipopótamos de Pablo Escobar se han multiplicado de manera tan prolífica que el país está buscando una solución para detener su crecimiento. (Foto: Raul ARBOLEDA / AFP)
Los hipopótamos de Pablo Escobar se han multiplicado de manera tan prolífica que el país está buscando una solución para detener su crecimiento. (Foto: Raul ARBOLEDA / AFP)Por: AFP

Según el comunicado, la fuga fue producto de “una lamentable combinación entre una falla en el protocolo de manejo del animal y su particular astucia”. Como no pudo “ser controlado de otra manera, el propio personal mató al felino”. Hasta entonces, había 38 felinos, entre tigres de bengala, leones y jaguares.

En tanto, el principal problema que afronta el parque es otro: sobrepoblación de hipopótamos. Pablo Escobar trajo en 1981 desde Estados Unidos cuatro crías de esta especie. Con el paso de los años, comenzaron a reproducirse y hoy ya son más de 100 ejemplares, según reveló un estudio del ministerio de Ambiente junto con el Instituto Humboldt y la Universidad Nacional.

Según los expertos, esto podría arruinar la vida silvestre natural del país, ya que su orina y heces son tóxicas y tienen varias bacterias peligrosas, por lo que deberían sacrificar a algunos de ellos para reducir la cantidad.

Sólo diez hipopótamos fueron castrados quirúrgicamente, una operación compleja y costosa que insume 8.300 dólares. Otros cuatro fueron llevados a zoológicos colombianos, mientras que los demás siguen reproduciéndose.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending

Copyright © 2021 Urgente Hoy.